Clafoutis de cerezas

Esta receta de Clafoutis de cerezas la he descubierto revisando el libro “El arte de la cocina francesa” de Julia Child. Los “Clafoutis” son flanes de frutas y el de cerezas es quizás el más clásico de ellos. Es típico de la región francesa de Limoges y se sirve en comidas familiares, en el campo, durante la temporada de las cerezas.

Clafoutis de Cerezas

En la receta original aparecen las cantidades con medidas de capacidad, pero yo os las indicaré convertidas a medidas de peso. Como podréis ver se trata de una receta sencilla de realizar.

Ingredientes para el Clafoutis de cerezas: (6 a 8 personas)

• Cerezas negras (3 tazas o para llenar el molde)
• Azúcar (60 gr. + 60 gr.)
• Leche (330 gr.)
• Huevos (3 unidades)
• Harina (60 gr.)
• Esencia de vainilla (10 gr. ó 1 cucharada sopera)
• Sal (Una pizca)
• Mantequilla (para engrasar el molde)
• Azúcar glass

Clafoutis de cerezas

Preparación del Clafoutis de cerezas:

Con un poco de paciencia deshuesamos y quitamos los tallos de las cerezas,  y las reservarmos. Para este proceso os recomiendo un deshuesador y que os protejáis las manos con unos guantes.

Después precalentaremos el horno a 180ºC.

Por otro lado, en un bol vamos a mezclar la leche, los huevos, 60 gramos de azúcar, la esencia de vainilla y la sal, y a continuación añadiremos  la harina y lo mezclaremos hasta su completa integración con ayuda de una batidora eléctrica.

El horneado del clafoutis de cerezas se realiza en dos fases.

Primero engrasamos con la mantequilla un molde para horno y ponemos unos 5 mm. de altura de la masa, lo metemos al horno precalentado a media altura (y si tienes con función ventilador) y horneamos unos minutos hasta que el fondo del recipiente esté cuajado, momento en el que retiraremos el molde del horno.

En segundo lugar, extenderemos las cerezas en el molde y las espolvoreamos con el resto del azúcar normal. A continuación añadiremos el resto de la masa hasta que quede a la vista sólo una pequeña superficie de las cerezas. Y lo volveremos a meter al horno a media altura, a 180ºC durante unos 25 minutos con la función ventilador, o hasta que esté dorado y al pincharlo con un palillo éste salga seco.

Clafoutis de cerezas

Para finalizar, sacamos el molde del horno y dejaremos que se temple antes de espolvorear con azúcar glass. Aunque la receta tradicional francesa indica que se debe consumir a temperatura ambiente, también podéis probar a tomarla fría de la nevera ya que resulta más refrescante.

Como puedes ver se trata de una receta muy sencilla y si tienes la Thermomix puedes hacer la masa con todos los ingredientes programando 30 segundos a velocidad 5.

Se recomienda consumir el Clafoutis de cerezas en un par de días como máximo, ya que la fruta suelta agua y pierde propiedades.

Espero que os guste esta receta y os animéis a hacerla.

Clafoutis de cerezas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *