Cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery

Os presentamos el cupcake más famoso de Magnolia Bakery, y el preferido por Carrie en la serie “Sexo en Nueva York”…

Cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery

Esta receta la hemos extraído del libro “More from Magnolia” de Allysa Torey, y se trata de la receta “Magnolia´s Vanilla Cupcakes”. Es por lo tanto un cupcake de vainilla, cubierto por un “icing” de mantequilla a la vainilla (“vanilla buttercream”). El de color rosa es el más vendido de Magnolia Bakery.

Ingredientes para 24 cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery.

En este libro casi todos los ingredientes están medido en tazas (“cups”).  La “taza” es una medida de capacidad norteamericana que equivale a 250 mililitros. En este otro post podeís ver la tabla de equivalencias.  En cualquier caso, en la receta os he puesto la correspondencia en gramos, para que sea más fácil de calcular.

• Harina con levadura: 1 taza y media (150 gr.)
(Se puede utilizar harina normal y añadir 2 cucharaditas de las de café de levadura química tipo Royal).
• Harina de fuerza: 1 taza y cuarto (150 gr.)
• Mantequilla sin sal a temperatura ambiente:1 taza (225 gr.)
• Azúcar blanco granulado: 2 tazas (400 gr.)
• 4 huevos grandes a temperatura ambiente.
• Leche: 1 taza (250 ml.)
• Extracto de vainilla: 1 cucharadita de café
• Moldes de magdalenas o cupcakes (de 24 a 32 unidades)

Ingredientes para el “Icing” o cobertura de crema de mantequilla a la vainilla (Vanilla Buttercream)

• Mantequilla sin sal a temperatura ambiente: 1 taza (225 gr.)
• Icing sugar (Azúcar extrafino americano): 6 tazas (900 gr)
• Leche: 1/2 taza (125 ml.)
• Extracto de vainilla: 2 cucharaditas de café
• Colorante alimentario en gel (color rosa, ¡ ó el que prefieras !)
• Flores de azucar ó confeti de azúcar para adornar.

Cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery

Preparación de los cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery:

Primero os voy a indicar cómo realizar la magdalena de nuestros cupcakes de vainilla. Debéis tener en cuenta que el cupcake debe salir del horno lo más plano posible, a la altura de la cápsula o molde del cupcake y no debe quedar acabado en pico como la tradicional magdalena española.
Para conseguir este efecto podéis probar con varias temperaturas y tiempos de horneado o poner menos cantidad de masa en la cápsula o menos levadura. En cualquier caso al final de la receta os contaré un truco muy sencillo para que los cupcakes os queden lisos.

Empezamos con el proceso mezclando en un bol los dos tipos de harina y la levadura con ayuda de una cuchara, y lo reservamos.
Despues, en otro bol, batimos la mantequilla con unas varillas, recordando que para facilitar este proceso la mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Cuando la mantequilla esté bien batida incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se mezclen bien.
Luego añadimos los huevos a la mantequilla, de uno en uno, y con cada huevo ponemos una cucharada de harina para que la masa no se corte, y seguimos mezclando.
A continuación vamos a incorpor toda la harina pasada por el tamizador para evitar grumos, y lo mezclamos bien. Si seguir dando vueltas a la masa os resulta muy pesado podéis hacerlo con una batidora.
Para finalizar esta parte del proceso, mezclaremos en un vasito la leche con la vainilla, la agregamos a la masa, y seguimos batiendo hasta que la masa esté homogénea.

En lo que terminamos de preparar los cupcakes, vamos encendiendo el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Colocamos las cápsulas de cupcakes en la bandeja o en el molde para cupcakes y los rellenamos con la masa hasta la mitad o las 2/3 partes del molde. Como truco para que este proceso sea más rápido y siempre tengas la misma cantidad de masa en cada molde, puedes utilizar un bolero de los de hacer bolas de helado (esos boleros que tienen un mecanismo para que la bola del helado se suelte con facilidad).

Cuando el horno alcance la temperatura, introduciremos la bandeja a media altura, y baja la temperatura del horno convencional a 170ºC (o a 160ºC si estamos usando horno con ventilador) , y horneamos unos 20 – 25 minutos.
Para asegurarte que los cupcakes están hechos puedes pincharlos con un palillo y comprobar que éste salga seco.

Si los cupcakes han subido demasiado y tienen forma de magdalena, inmediatamente al sacarlos del horno presiónalos unos segundos con ayuda de una cuchara sopera para deformarlos mientras estén calientes y conseguir que se queden planos.

Colócalos en una rejilla para que se enfríen antes de colocar la cobertura de crema de mantequilla. Y si por falta de tiempo decides adornarlos al día siguiente, entonces guarda bien cerrados los cupcakes una vez estén fríos.

Preparación de la masa con Thermomix
Si dispones de Thermomix puedes realizar la mezcla de la masa de la siguiente manera. Recuerda seguir todos los pasos y utilizar la Thermomix para mezclar.
Para batir la mantequilla, ponla en el vaso y programa 2 minutos a 37ºC de temperatura y velocidad 3. (El tiempo puede variar dependiendo de la temperatura inicial de la mantequilla, así que repite el proceso hasta que la mantequilla esté fundida).
Después añade el azúcar y bate durante 2 minutos a 37ºC a velocidad 3 o hasta que se mezclen bien.
Luego añade en el vaso los huevos, los dos tipos de harina y la levadura tamizadas, y sigue mezclando durante 3 minutos a velocidad 4.
Finalmente , mezcla en un vaso la leche con la vainilla y agregalás a la masa por el bocal con el cubilete boca abajo, mientras está en marcha a velocidad 4. Con 2 minutos será suficiente para que la masa quede homogénea.
Ahora ya tienes la masa y sólo tienes que seguir los mismos pasos de horneado que hemos explicado antes.

Cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery

Preparación del “Icing” ó cobertura de crema de mantequilla a la vainilla.

Para la cobertura empieza poniendo en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y bate con varillas.
Después pon sólo la mitad del “icing sugar” tamizado, (un producto americano más fino que el azúcar glass) y mezcla bien con la batidora. Después, incorpora el resto del azúcar “icing” tamizado y sigue mezclando hasta que esté completamente integrado.
En una taza aparte mezclamos la leche y la vainilla, y la cuando esté lista la agregamos a la crema de mantequilla y azúcar, mezclando con la batidora a una velocidad media hasta que esté cremoso.
Finalmente, pasaremos toda la crema a un bol y ponemos el colorante poco a poco, y mezclando con una cuchara hasta que tenga el color deseado.

Preparación de “icing” o cobertura con Thermomix
Si tienes Thermomix puedes realizar la crema de mantequilla a la vainilla de la siguiente manera: Poner la mantequilla en el vaso y bate un minuto a temperatura 37ºC a velocidad 3. Repite es proceso tantas veces como sea necesario para dejar bien batida la mantequilla.
Baja los ingredientes de las paredes con ayuda de una espátula y añade el azúcar tamizado, mezclando 4 minutos a temperatura 50º C y velocidad 3, hasta que se incorpore bien. Repite este proceso si fuese necesario hasta que quede una pasta homogénea y no bolitas separadas.
Luego, en una taza aparte, mezcla la leche con la vainilla.
Después baja los ingredientes de las paredes del vaso de la Thermomix con una espátula y añade la taza de lehe con vainilla, mezclando 2 minutos a velocidad 4.
Finalmente, pasa toda la crema a un bol y añade el colorante poco a poco, mezclando con cuchara hasta obtener un color uniforme.

Montaje y decoración final

Antes de poner el icing en el cupcake, éste debe estar a temperatura ambiente o frío, pero nunca caliente ya que se estropearía el icing.
Si tienes listo el icing y tu cupcake todavía no se ha enfriado lo suficiente, tapa el icing con film transparente de modo que toque por completo la superficie de la crema (evitamos así que se cree una costra) y guardalo en la nevera.
Para poner el icing en el cupcake, éste tiene que tener una textura algo densa (similar a la de la pasta de dientes) de modo que no esté muy líquida y se caiga al aplicarla, ni que esté muy espesa y no podamos extenderla con libertad. Con un poco de práctica aprenderás a ver cuándo es el momento justo.
Los cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery tienen una forma muy característica y particular de poner el icing, ya que lo hacen a mano con ayuda de una espátula.

Para intentar hacerlo de forma similar, cogeremos una cantidad importante de crema con la espátula y la ponemos sobre el cupcake, dando pequeños golpecitos con la espátula y girando poco a poco para conseguir que la crema se extienda bien por todo el cupcake, cubriéndolo y que quede una superficie suave. Después hay que darle forma de remolino con la punta de la espátula desde fuera hacia el centro. Ánimo que con un poco de práctica enseguida obtendremos unos resultados aceptables. Finalmente, tan sólo nos queda adornar nuestros cupcakes con una flor o con confeti de colores y dejamos que repose.

Cupcakes de vainilla de Magnolia Bakery

Y cómo una imagen vale más que mil palabras, os dejo este video que he encontrado en Youtube , para que veais con detalle cómo hacer la forma de remolino.
Estos cupcakes son todo un éxito en nuestras fiestas. Anímate a hacerlos y verás que buenos están.

 

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *