Roscón de Reyes

El Roscón de Reyes es una de las tradiciones navideñas más entrañables, y con esta receta podemos elaborarlo en casa nosotros mismos.

Roscón de Reyes

El origen de esta tradición parece ser muy antiguo si atendemos a las fuentes que lo relacionan con la festividad romana de las “saturnales” , para las cuales ya se elaboraban tortas redondas en cuyo interior se introducía un haba seca. Posteriormente la tradición pervivió en la península, estando documentada en textos de los diferentes reinos cristianos y musulmanes desde el siglo XI.

Ingredientes del Roscón de Reyes:

Como es una receta que conlleva bastante tiempo de realización,  vamos a separar los ingredientes según las diferentes fases de la misma. Están calculados para poder realizar un roscón grande o dos medianos.

Ingredientes para la masa madre:
• Leche entera (70 gr. o 70 ml.)
• Levadura fresca (10 gr. o 20 gr. si se ha congelado)
• Azúcar (1 cucharadita)
• Harina de fuerza (130 gr.)

Ingredientes para la masa principal:
• Leche entera (60 gr. o 60 ml.)
• Mantequilla (70 gr.)
• Huevos (2 unidades)
• Levadura fresca (20 gr. o 30 gr. si es congelada)
Aroma de azahar (30 gr.)
• Harina de fuerza (450 gr.)
• Sal (un pellizco)
• Azúcar glass (120 gr.)
• Piel de un limón.
• Piel de una naranja.

Otros ingredientes:
• Azúcar (100 gr.)
• Huevo (1 unidad)
• Fruta escarchada
• Almendra cruda laminada
• Aceite para engrasar
• Unas gotas de agua

Roscón de Reyes

Preparación del Roscón de Reyes:

Todos los ingredientes que utilicemos para la realización del Roscón de Reyes deberán estar a temperatura ambiente.

Preparación de la masa madre:

Lo primero que haremos es la masa madre, poniendo la leche en un bol, desmigando la levadura fresca sobre la leche y mezclando con las manos hasta que la levadura esté deshecha.  Después añadimos la cucharadita de azúcar y la harina de fuerza, y amasaremos hasta conseguir una bola homogénea. Finalmente pondremos la bola en un bol y cubriremos con agua templada, dejándola unos 10 minutos o hasta que la masa madre flote en el agua, momento en que la sacaremos del agua y la reservamos.

Preparación de la masa del roscón:

A continuación vamos a realizar la masa principal de nuestro Roscón de Reyes, para lo que de nuevo pondremos la leche en un bol y desmigaremos la levadura fresca sobre la leche, mezclando con las manos hasta que la levadura esté deshecha. Reservamos esta mezcla.

Para nuestra masa principal también necesitaremos azúcar aromatizado con naranja y limón. Hacerlo es muy sencillo: Primero secaremos las pieles de la naranja y el limon (sólo la parte naranja y/o amarilla, nunca la parte blanca) en el horno, a menos de 100º C y las retiramos cuando éstas se partan al presionar con la mano. Una vez secas, las pondremos en otro bol para mezclarlas junto con los 120 gramos de azúcar glass con ayuda de un mortero, hasta que estén bien integrados y el azúcar coja un color anaranjado. Reservamos este azúcar aromatizado para más adelante.

Bien, ahora que tenemos todo listo vamos a preparar la masa del Roscón de Reyes. Ponemos la harina de fuerza tamizada en un gran bol y repartimos con las manos en forma de volcán,  incluyendo en el volcán los 2 huevos, la leche con la levadura diluida que habíamos reservado, el azúcar aromatizado, la mantequilla, la sal, la masa madre y el aroma de azahar. Mezclamos bien todos los ingredientes con ayuda de una espátula ancha echando los ingredientes de la parte de fuera hacia el cráter del volcán, hasta que la masa esté homogénea y se haya formado una bola.

Amasado:

Entonces empezaremos a trabajar la masa con las manos, estirando la masa de la parte de afuera como si se tratara de un chicle y volviendo con ella al centro de la bola y empujando con el puño hasta que la masa ya no esté pegajosa. Cuando esto ocurra,  pasaremos la bola a la encimera limpia y aceitada, para seguir amasando igualmente y también dándole golpes contra la encimera y  palmaditas hasta dar forma de esfera a la masa.

Una vez realizado el amasado, tenemos que dejar reposar la masa. Es lo que se llama el “levado” de la masa. Para ello pondremos la bola en un bol grande aceitado y tapado con film transparente también aceitado, dejando reposar hasta que la masa haya duplicado su volumen. Este proceso puede llevar entre 2 ó 6 horas dependiendo de la levadura y la temperatura del ambiente (si dejamos la masa en una habitación caldeada el tiempo será menor).

Cuando la masa haya subido, si preferimos realizar dos roscones medianos, dividiremos la masa en dos partes y amasaremos un poco cada trozo dándole forma de bola, tapando con un paño limpio y dejandolos reposar otros 5 minutos. Si sólo queremos hacer un roscón mediano, podemos congelar la otra bola de masa envuelta en film transparente, y cuando la vayamos a utilizar la sacaremos la noche anterior del congelador para que se descongele y aumente de tamaño.

Hasta aquí hemos visto el proceso para hacer la masa. Vamos ahora a darle su forma típica de roscón de reyes. Para hacer esto preparamos una bandeja de horno con papel de horno, cogemos la bola con las manos y, tratando la masa con cuidado, hacemos un agujero en el medio para ir agrandándolo con la masa en alto de modo que el agujero se haga más grande por efecto de su propio peso y girándolo para que quede con el mismo grosor a lo largo de todo el roscón. Colocamos el roscón de reyes en la bandeja de horno con papel y terminamos de darle le forma. Si vas a poner una sorpresa o haba en la masa este es el momento, y para que no se note lo mejor es introducir la figurita por la parte de debajo del roscón.
Finalmente, de nuevo nos toca tapar el roscón con un trapo seco de algodón y dejarlo reposar aproximadamente dos horas o hasta que aumente el volumen.

Decoración y horneado:

Y ahora por fin es el momento de decorar y hornear nuestro roscón de reyes. Precalentamos el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Entretanto sube la temperatura del horno, vamos a decorar el roscón. Primero ponemos en un bol el azúcar y unas gotas de agua y mezclar con los dedos, hasta que el azúcar quede unido en pequeños trozos.
Ahora con mucho cuidado pintaremos el roscón de reyes con huevo batido, con ayuda de un pincel de cocina. ¡Ojo, que si apretamos mucho con el pincel la masa bajará!
Y adornamos el roscón a nuestro gusto con las frutas escarchadas cortadas en láminas (naranja, calabazate, cerezas en almíbar) las almendras crudas fileteadas, y azúcar húmedo que habíamos preparado en el bol.

Introducimos la bandeja del horno justo un poco más abajo de la mitad y horneamos durante 5 minutos a 200º C, y después 20 minutos más a 180º C. (Es muy importante controlar bien los últimos 5 minutos de horneado porque con cada horno y receta puede variar el tiempo). Cuando haya pasado este tiempo o cuando el roscón de reyes esté doradito lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

¡Finalmente, nuestro trabajo habrá dado sus frutos y tendremos nuestro propio roscón casero para el día de Reyes! Y si decides prepararlo con antelación, es importante saber que nos aguantará al menos tres días sin endurecer demasiado si lo guardamos en un recipiente bien cerrado.

Roscón de Reyes

Preparación del Roscón de Reyes en Thermomix

Si tenemos la Thermomix, podemos ahorrar mucho tiempo en algunas fases de la receta del roscón de reyes.

Preparar el azucar aromatizado, es lo primero que vamos a hacer, ya que necesitamos que el vaso de la Thermomix esté bien seco. Ponemos los 120 gr. de azúcar granulado en el vaso y lo pulverizamos para convertirlo en azúcar glass con 30 segundos a velocidad progresiva de 5 a 10. A continuación añadimos  la parte amarilla de la piel del limón y la parte naranja de la piel de una naranja, programamos durante 15 segundos a velocidad progresiva de 5 a 10,  y  lo reservamos.

Para preparar la masa madre, ponemos en el vaso la leche, la levadura desmigada, el azúcar y la harina y programamos 15 segundos a velocidad 4.  Después pondremos  la mezcla en la encimera limpia y enharinada para amasar un poco hasta hacer una bola compacta que no se pegue a nuestras manos. Luego metemos la bola en un bol y la cubrimos con agua templada,  dejandola así unos 10 minutos o hasta que la masa madre flote en el agua, momento en que la sacaremos y la reservamos.

Para realizar la masa principal de nuestro Roscón de Reyes, pondremos en el vaso la leche, y  la levadura desmigada y mezclaremos  15 segundos a velocidad 4.
Después incorporamos la mantequilla, los huevos, el aroma de azahar, el azúcar aromatizado, la harina de fuerza, la sal y la masa madre,  y programamos  30 segundos a velocidad 6,  y a continuación programamos la función amasado durante  3 minutos.
Finalmente sacaremos la masa del vaso a la encimera enharinada para trabajar la masa con las manos tal y como hemos explicado anteriormente en el  apartado “Amasado“,  y continuando con el resto de la receta.

Roscón de Reyes

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *